Real Federación Española de Atletismo







 martes, 23 de noviembre de 2021   ENTREVISTA WEB 110/2021
Juan Antonio Cuadrillero, segundas partes nunca fueron buenas, sino sublimes

Por : Emeterio Valiente


Hay muchas maneras de celebrar el medio siglo de vida, desde quienes espera que sus allegados le den una sorpresa y corren el riesgo de esperar eternamente, hasta los que son proactivos y se conjuran para batir dos plusmarcas mundiales; los '8 días de oro', del 16 al 24 de octubre de 2021 contemplaron sendas gestas cronométricas firmadas por el protagonista de estas líneas, un prodigio aeróbico que colgó las zapatillas con 28 años para retomarlas dos lustros después y, ahora sí, dejar su huella en el firmamento atlético.

Cada cinco octubres, la lista de récords 'Master' tiembla ante la despiadada llegada del huracán de Guadarrama, de nombre completo Juan Antonio, quizás por ello bate los récords a pares, de apellido Cuadrillero y de segundo Barranco, acabando allí las que eran vigentes plusmarcas antes de su letal embestida; lo que más llama la atención es su habitual y voluntaria desaparición del radar atlético, garantía de su posterior irrupción, "llevaba dos años sin competir; con la pandemia, como todo el mundo, se entrenó como se pudo, en mi caso fue gracias a una cinta de correr que tenía en casa, hasta que se quemó a falta de 10-12 días de poder salir a la calle, la pobre se había llevado buena paliza (risas); después, a entrenar ya normal dentro de lo que se podía sin pensar en récords ni nada, hasta que va pasando el tiempo, te vas encontrando mejor y te lo empiezas a plantear, pero fue por el mes de abril cuando decido correr mi primera prueba después del parón de competiciones y decidí que fuera en los 10kms de Laredo, carrera excelente tanto por su recorrido como por la organización y el ambiente: el trabajo que hace allí Jonathan Flores es increíble y el comportamiento conmigo fue excelente. En cambio, la media maratón no la tenía en mente, de hecho me apunté en agosto a la lista de espera y, cuando me confirmaron que ya tenía dorsal, hice la inscripción, así que la media me la planteé dos o tres semanas antes de Laredo. De todas formas, los objetivos que me pueda marcar pueden variar mucho, dependiendo de cómo este tanto física como mentalmente, hasta el punto de renunciar uno o dos días antes independientemente de que esté bien o no, simplemente porque no me apetezca; no me va la vida en ello y de hecho he renunciado a muchas carreras en estos últimos años, lo que me gusta es entrenar y estar bien, si me pongo el objetivo de un récord y sale bien, pues genial pero si no, no pasa absolutamente nada".

La tabla de plusmarcas de su edad a nivel mundial quita el hipo y lo razonable sería pensar que los récords se batieran 'a lo Bubka', centímetro a centímetro, por unos pocos segundos en el asfalto pero Juan los bate a lo grande, estableciendo plusmarcas 'beamonescas', quizás porque no siempre está claro cuál es el auténtico récord de la categoría, "hasta los respectivos días de las dos carreras no tenía claro del todo cuáles eran los récords, porque cada vez que consultaba el dato era menos tiempo y no sabía si habría otras marcas en algún otro sitio; tampoco pregunté a nadie, pero creía que podrían ser esas; según estaba entrenando y el estado de forma que estaba cogiendo, veía accesible los dos más o menos por igual". Las marcas a batir eran 30:35 (10kms) del británico Tecwin Davies, allá por 1988 y 1:06:23 (media) del sudafricano Titus Mamabolo, en el casi tan lejano 1991.

El mundillo atlético reconoce a Juan como uno de los mayores talentos jamás conocido; si a ello le unimos una metódica preparación cuando atisba un récord, éste tiene los días contados, "mi preparación ha sido muy lineal en estos dos o tres últimos años, prácticamente hago lo mismo cada semana, lo que me va bien lo mantengo y mi entrenador, Héctor del Pozo, ha sabido dar con la tecla; el número de sesiones varía entre 5 y 7, dejamos dos días de comodín, o bien para descansar o para un trote tranquilo de unos 10kms; normalmente hago entre 85 y 95kms por semana, aunque hubo un par de semanas que llegué a 110/115; mi mejor estado de forma fue antes del verano, mejor que cuando batí los récords, sabía que en el verano iba a ser complicado entrenar igual y así fue, se me hizo duro; es verdad que menos duro que otras veces, pero mi estado de forma bajó y en septiembre conseguí acercarme a mi estado de forma de antes del verano, pero no lo alcancé, aunque aún así sabía que podía correr bien".

Escudriñando en las carreras de los récords le inquirimos sobre su 'Laredazo', qué menos que tildar así el que un bípedo de 50 tacos surfee los kilómetros a una inusitada cadencia de 3:00, "la verdad es que tenía bastante tensión, ya que era mi primera carrera después de bastante tiempo: mi objetivo era salir, ver cómo me iba encontrando y, a partir de ahí, hacer mis cábalas; evidentemente, piensas salir a un ritmo determinado, pero soy un atleta que no lleva reloj en carrera, según me vaya encontrando así hago y si tengo alguna referencia de ir deprisa o despacio, ni le tengo miedo ni me pongo más nervioso, busco mis sensaciones y acelero o aflojo según me encuentre. Fui en un grupo donde me sentía cómodo y bien, me tocó tirar en algún momento, pero como a todos en ese grupo".

Causa estupefacción su calculado desaire al crono cuando el común de los populares se obsesiona con unos cuadriculados parciales, pero al menos tiene el dato del ecuador de la prueba y, en el postrero kilómetro, sabía que tenía 'el gato en la talega', "sólo sé el parcial del 5.000, sobre 14:55. A falta de un kilómetro, solo pensaba que a lo que venía estaba cumplido, tenía que pinchar mucho o que me pasara algo y seguí al ritmo que venía sin ningún cambio al final". Finalmente, con su crono de 30:04 se quedó a las puertas de la icónica barrera de los 30m, pero no le quita el sueño lo más mínimo, "me daba igual bajar que no, no pensaba en ello; en un principio no tengo en mente intentar bajar de 30, quizás ya el año que viene haga los 10km de Valencia, pero con la intención de hacerlo bien, independientemente de cómo me encuentre y lo que salga, no me obsesiona bajar de 30:00". Apenas ocho días después de Laredo Juan afrontó el reto del récord de media en Valencia, si bien el hercúleo esfuerzo de los 10km no parecía la mejor previa para el asalto a los 21,097m, "en Valencia es verdad que tuve menos tensión, no llegaba en las mejores condiciones y no me encontré bien durante toda la carrera, de hecho me sorprendió mucho el crono final (1:06:17), que fue mi única referencia; pensé que iba mucho más lento, no lleva referencias de nada; como anécdota, sobre el km 11 empecé a mirar los relojes de la ciudad que te marcan la hora y la temperatura y viendo la hora me hacía una idea, claro siempre que hubiéramos salido puntuales; lo vi en tres ocasiones después del 17 creo que ya no vi nada, creía que en el km 10 habría un crono y no fue así, pero me dio igual, las sensaciones no eran buenas e intenté abandonar varias veces, pero conseguí ir pasando los kilómetros hasta que llegué a meta, con mucho sufrimiento a nivel físico".

Cinco años atrás, cuando arribó en M-45 batió la plusmarca española de la media con casi idéntico tiempo, 1:06:15, también en Valencia, pero en la segunda mitad de la categoría desapareció de la escena atlética, por lo que le planteamos si esas épocas en las que no se exprime son el germen de sus siguientes estallidos cronométricos, "a mí sobre todo me gusta entrenar, competir no mucho, por eso sí suelo dejar largos periodos de competición pero en los que sigo entrenando, aunque a veces bajo mucho e incluso me tiro meses sabáticos, simplemente porque no me apetece o por desgana por la competición; tampoco lo de los récords es una cosa que me quite el sueño, prefiero entrenar y encontrarme bien".

Dentro de muy pocos años el siguiente debate estará más que superado, pero aún estamos solo en el tercer año de la revolución tecnológica firmada por la placa de carbono y le pedimos su parecer y que cuantifique, si es posible, la mejora en segundos con respecto a unas zapatillas pre-pandemia, "es evidente que todos estos adelantos ayudan y uno siempre intenta conseguir lo mejor, aunque sea simplemente por el tema de lesiones; hay que adaptarse a los nuevos tiempos tiempos y tecnologías yo las probé por primera vez en Laredo y fue genial, vas distinto y mucho mejor, no te cargan tanto; Independiente de los segundos que puedas correr más rápido, la principal que veo es que el llevar las nuevas zapatillas muscularmente te daña mucho menos y eso para mí es lo principal, el que puedas salir al día siguiente sin las molestias típicas posteriores a una competición; ahora, no sé los segundos que te puedan dar, también dependerá de la técnica del corredor…, la cuestión es que esto ha cambiado y hay que adaptarse a los nuevos tiempos; esto es como cuando cambiamos al Euro, los chicos jóvenes es lo que conocen , nosotros todavía a veces calculamos un precio en pesetas, no podemos pensar en qué marca hago con unas o con otras, lo que hay es esto y ya está".

A estas alturas de la historia, Juan ya se ha convertido en el popular 'Cuadri', que tiene a la sierra de Guadarrama, situada a casi 1000m de altitud, como muda y privilegiada testigo de sus entrenamientos, "no sé si la altura afectará positivamente, pero te puedo asegurar que a veces he rendido mejor en sitios como este de altitud que a nivel del mar, no creo que a mí me afecte mucho". Coleccionista de títulos y mejores marcas, su abanico de disciplinas es descomunal, hay que utilizar los dedos de ambas manos para recitarlas, y vayan preparando los dedos de los pies: 800, 1.500, 3.000, 5.000, 10km, media maratón, 3.000 obstáculos, cross…"no tengo una distancia ideal, pero disfruto más en largas distancias, los ritmos no son tan exigentes como pueden ser la pruebas de pista, de hecho mis entrenos carecen de máxima exigencia y prácticamente no hago entrenamientos en pista, aunque eso no quiere decir que no vaya hacer algo de pista, algo haré".

No tiene el año meses suficientes para preparar tantas especialidades, por lo que nos interesamos por en qué cesta pone más huevos a la hora de planificar su entrenamiento, "como comentaba, llevo tiempo con un mismo esquema de entrenamiento, , marcado por Héctor del Pozo, independientemente de que sea una carrera de 5, de 10 o media maratón y algo de trabajo de fuerza con Luis del Águila; simplemente intento estar bien en todo momento, aunque hay periodos en los que estás mejor que en otros y si me pilla en algún momento competitivo, genial". Si pudiera atravesar el túnel del tiempo y retroceder un cuarto del siglo nos comenta en qué distancia piensa que podría haber conseguido sus mejores resultados, "no lo sé, quizás en el 5.000".

Al sondearle sobre las causas capitales de su extraordinario rendimiento actual, elucubra, "la verdad es que no lo sé, quizás por no haberme machacarme en estos los últimos años, o por el largo periodo (de 2000 a 2010) que estuve parado después de retirarme, pero no lo sé realmente". Confiesa que, a día de hoy, la trituradora de récords la tiene apagada pero en cualquier momento acciona el 'on', "no tengo ahora mismo en mente nada de récords, simplemente correr y si decido competir pues lo que salga estará bien". En apenas mes y medio, la categoría M-50 se enriquecerá enormemente con el ingreso de un histórico como Luismi Martín Berlanas y los buenos aficionados ya se relamen barruntando una carrera con estos dos portentos, que pueden sumar un siglo entre ambos, pero que se desplazan más rápidamente que un atleta veinteañero escogido al azar, "simplemente hablar de Luis Miguel Martin Berlanas al que considero un amigo, es hablar, para mí, del mejor corredor de obstáculos de la historia de España y uno de los mejores del mundo en su día, con eso te digo todo sobre él; no tengo ninguna rivalidad con él ni con nadie, solo conmigo mismo, de superarme cada día , pero no solo en el deporte, sino en cualquier faceta de la vida; a estas alturas, el que me quiten un récord o que me gane uno o el otro, no me preocupa en absoluto; al contrario, es un honor para cualquier atleta poder correr con estos atletas que lo han sido todo en el atletismo".

Su ejemplo como deportista ha cundido en casa y nos detalla las credenciales de sus ramificaciones, "tengo dos hijas, una de 21 años y otra de 19; las dos siempre han hecho deporte, en especial gimnasia rítmica. La mayor perteneció a la selección Española de Gimnasia rítmica en la modalidad de conjuntos, estuvo en la Residencia Blume desde los 13 hasta los 20 años, los últimos tres años en la categoría senior, compitieron en varias Copas del mundo, llegando a alcanzar una medalla de bronce en Portimao, también compitieron en tres mundiales, dos europeos siendo su mejor resultado un 5º puesto que les dio acceso directo a los Juegos Europeos de Minsk".

En el capítulo de agradecimientos, intenta la procelosa tarea de no dejarse a nadie en el tintero, "la familia es el pilar fundamental y sin ese apoyo, no solo para correr, sino para todas las facetas de la vida, sería todo muy complicado; por supuesto, estoy muy agradecido a los entrenadores, a los amigos y compañeros de entrenamiento, al club San Sebastián de los Reyes-Clínicas Menorca, a la marca 361º , a la tienda deportes Run & Run Twinner Collado Villalba, y ¡cómo no! al pueblo de Guadarrama y a su gente, sin todo esto sería muy difícil hacerlo en condiciones".

Del raigambre guadarrameño de 'Cuadri' baste decir que el polideportivo municipal, donde además trabaja desde el siglo pasado, lleva su nombre, lo que le sabe a medalla olímpica o quizás más, "llevo muchos años trabajando aquí en el polideportivo de Guadarrama, exactamente desde 1993-94 ininterrumpidamente hasta la fecha y he nacido en Guadarrama; si le sumamos lo del atletismo y que me quieren mucho al igual que yo a ellos….; en todo caso, te sorprende porque te choca ver tu nombre ahí , pero a la vez siento un orgullo muy grande".

Enlaces relacionados:

HISTORIAL DEPORTIVO DE JUAN ANTONIO CUADRILLERO
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia































Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2021 / RFEA 1997-2021. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Ejercicio de derechos ARSOL |