Real Federación Española de Atletismo
            Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


 lunes, 07 de octubre de 2019   NOTICIA WEB 203/2019
Todos los números de España Atletismo en Doha

Por : Miguel Villaseñor - Fotos: Miguelez TEAM


Los 37 atletas que han competido en el mundial de Doha se han traído para nuestro país una medalla y ocho puestos de finalista, es decir, entre los ocho primeros. Desmenuzamos a continuación todos los números del equipo español: clasificaciones, medallas, finalistas, puestos, marcas…

Medallas
España consiguió en Doha una medalla, la de bronce obtenido por Orlando Ortega en 110 metros vallas. Después de la edición de Londres 2017 en la que España no figuró en el medallero, nuestro país apareció de nuevo en el mismo, ocupando el lugar 31, igualado con otros 13 países con idéntico balance. 43 naciones han conseguido medalla en el mundial. En Pekín 2015 también se consiguió una medalla, aunque de oro, por parte de Miguel Ángel López en 20 km marcha. El metal de Ortega ha sido el primero de la historia en una prueba de vallas y el primero en una carrera en pista desde la de bronce de Natalia Rodríguez en la edición de Daegu 2011.

Finalistas
La selección española ha conseguido ocho finalistas, es decir, atletas clasificados entre los ocho primeros. Repasemos: el citado bronce de Orlando Ortega en las vallas, los sextos puestos de Adrián Ben en 800 metros y de Ana Peleteiro en triple, los séptimos puestos de Eusebio Cáceres en longitud y de Javier Cienfuegos en martillo y los octavos lugares de Jesús Ángel García Bragado, María Pérez y Julia Takacs en las pruebas de marcha. Cinco finalistas masculinos y tres femeninos.

Ocho finalistas es un buen dato, pues no teníamos tantos desde la edición de 2007 en Osaka, hace 12 años, en el que obtuvimos 10. Desde entonces tuvimos 6 finalistas en Berlín 2009, 3 en Daegu 2011, 6 en Moscú 2013, 2 en Pekín 201 y 5 en Londres 2017. 68 naciones han logrado finalistas en Doha. Esos ocho finalistas nos sitúan en el puesto 11º (y 5º europeo) de Doha 2019 por el número de atletas entre los ocho primeros. Hay que aclarar que este criterio, número de finalistas, aunque no oficial por parte de la IAAF, es altamente indicativo del rendimiento de un equipo.

Clasificación por puntos
En la clasificación por puntos, que sí que es oficial, España ha conseguido 19 puntos. En Londres 2017 sólo logramos 4, en Pekín 2015 fueron 12, por 25 en Moscú 2013 y 12 en Daegu 2011. Nuestro país ha ocupado el puesto 24º de entre las 68 naciones que han logrado atletas entre los ocho primeros. Asimismo, España se sitúa en el 10º lugar de entre los países del viejo continente.

Semifinalistas
Es usual hablar de semifinalistas (en su significado "clásico"), es decir, de atletas clasificados entre los 16 primeros. No es una clasificación oficial, naturalmente, y es teórica en algunas pruebas, aunque puede apreciarse en los sumarios oficiales de cada prueba. A los ocho finalistas ya citados habría que añadir a Mar Juárez (10ª en 50km marcha), a Dani Mateo (10º en maratón), al cuarteto masculino de 4x400 (13º), a Raquel González (15ª en 20km marcha), a Álvaro de Arriba (16º en 800), a Marta Pérez (16ª en 1.500) y a Marta Galimany (16ª en maratón).

Medallero europeo
En un ejercicio de deporte ficción, pero no exento de interés, estos son los españoles en Doha que, sólo teniendo en cuenta atletas de Europa, se habrían situado en un hipotético podio de nuestro continente. Serían medalla de oro Eusebio Cáceres en longitud (por delante del sueco Montler y del griego Tentoglou) y María Pérez en 20km marcha (con la portuguesa Cabecinha y la alemana Feige detrás). Obtendrían medalla de plata Adrián Ben (por detrás del bosnio Tuka), Orlando Ortega (junto al francés Martinot-Lagarde y por detrás del ruso Shubenkov), Fernando Carro (tras el francés Bedrani), Marta Galimany (tras la bielorrusa Mazuronak) y Ana Peleteiro (tras la ucraniana Saladukha). Y hubiera obtenido medalla de bronce Daniel Mateo (tras el británico Hawkins y el suizo Tadesse). Por lo tanto, ocho metales, 2 oros, 5 platas y 1 bronce, en este hipotético medallero europeo. Recordemos que en Berlín 2018 obtuvimos 10 medallas, 2 oros, 3 platas y 5 bronces.

Orlando Ortega se colgó del cuello la medalla de bronce. No vamos a recordar las circunstancias en las que se produjo, por todos conocidas. Ese bronce es el mejor resultado de un vallista español de 110 en mundiales, nunca se había conquistado una medalla en la prueba. Superó el sexto puesto de Carlos Sala de hace 32 años, en Roma 1987. Recordemos que el propio Ortega fue además séptimo en 2017, mismo puesto que Jackson Quiñónez en Osaka 2007. Añadamos que Orlando obtuvo en Doha 13.15 en su eliminatoria (y 13.16 en semifinales), mejorando la mejor marca mundialista que era también suya, 13.23 en 2017. Es más, esos 13.15 son la mejor marca de Orlando en cualquier campeonato internacional a lo largo de su carrera deportiva, superando incluso la marca que le dio la plata en Río de Janeiro, que fue de 13.17. Y para terminar los citados 13.15 han sido la segunda mejor marca lograda en una eliminatoria en la historia de los mundiales.

El gallego Adrián Ben ha sido la sorpresa agradable de la actuación española. Superó la eliminatoria y la semifinal y se plantó en la final. Eso, en un campeonato del mundo, sólo lo había logrado en 800 metros un español, el cántabro Tomás de Teresa en Tokio 1991, final en la que fue octavo. Tampoco ningún español lo ha conseguido en Juegos Olímpicos. El viveirense fue sexto en la final y consiguió por lo tanto, con sólo 21 años, la mejor clasificación de un ochocentista español en una competición universal al aire libre. Ha sido el finalista español, hombre o mujer, más joven desde que Antonio Reina lo fuera en 2001 con 20 años en el 4x400 metros. Digamos que Ana Peleteiro fue finalista en Londres 2017 también con 21 años como Ben, aunque con unos meses más.

Además, con su 1:44.97 de la semifinal, el gallego consiguió la mejor marca de un español en mundial o Juegos; recordemos eso sí el 1:43.83 de Antonio Reina en la Copa del Mundo de Madrid en 2002, antiguo récord de España, y los 1:44.97 de Roberto Parra en la Copa de Europa de 1996, también en Madrid, idéntica marca que la de Ben. El gallego es ahora octavo del ránking nacional all-time y el undécimo español que ha bajado de 1:45.00 y tercero en el ránking sub23 de todos los tiempos.

La triplista Ana Peleteiro pasó a la final por segundo mundial consecutivo. Por cierto que la gallega ha disputado nueve calificaciones a lo largo de su vida en cualquier categoría y las ha superado todas. En la final ocupó la sexta plaza, mejorando la mejor de una triplista española en un mundial, que era de ella misma con su séptimo lugar en Londres 2017. Nunca un triplista masculino español fue finalista en un mundial. Además, con su salto de 14.47 en la final, mejoró la mejor marca mundialista de una triplista, que era de ella misma con 14.23 de Londres (que igualó en la calificación).

Por primera vez tuvimos en un mundial dos lanzadores de martillo. Eso ya es un hito. Y por primera vez un martillista español, Javier Cienfuegos, estuvo en una final mundialista; tampoco habíamos tenido un finalista en Juegos Olímpicos. El extremeño fue finalmente séptimo, logrando la mejor clasificación de un martillista de la historia y la mejor de un lanzador desde hace 18 años y 9 ediciones, desde el cuarto puesto de Manolo Martínez en Edmonton 2001. Lógicamente Cienfuegos también consiguió, merced a los 76.90 de la calificación, la mejor marca de un lanzador de martillo, no sólo en mundiales, sino en cualquier campeonato o competición internacional y la mejor de un español fuera de nuestras fronteras. Por cierto que el montijano, con su marca de la calificación, ha lanzado el artefacto este año siete veces por encima del récord de España con el que inició la temporada.

Jesús Ángel García Bragado fue noticia para todos los aficionados al atletismo del mundo al principio del campeonato, pues en Doha disputaba su 13º mundial, más que nadie en el planeta. Obtuvo finalmente el octavo puesto en la Corniche, posición de finalista una vez más; decimos esto porque ha sido la séptima vez que Chuso ha estado entre los ocho primeros, lidera esta clasificación de finalistas españoles en un mundial. Y también la del número de medallas, con cuatro metales; Bragado encabeza el medallero de su prueba en la competición a nivel mundial en esta prueba, empatado con el legendario polaco Robert Korzeniowski.

García Bragado se convirtió en Doha en el atleta de todo el mundo de más edad en ser finalista (8 primeros) en Juegos Olímpicos o Mundiales a lo largo de la historia. Con 49 años, 11 meses y 11 días superó al estadounidense Matt McGrath, que, con 48 años, 6 meses y 12 días fue finalista en lanzamiento de martillo en los Juegos Olímpicos de 1924 en París. Además, Chuso ha sido el segundo atleta más veterano de la historia en competir unos Juegos o mundiales tras el canadiense Percy Wyer, que corrió el maratón de los Juegos Olímpicos de Berlín 1936 con 52 años y 199 días; es decir, nuestro marchador ha sido el atleta más veterano de los últimos 83 años en ambas competiciones universales. Ha superado al que estaba segundo en esta particular clasificación, el estadounidense John Denis, que compitió en los 50km marcha de los Juegos de Helsinki 1952 con 49 años y 74 días.

En las pruebas de marcha las cosas no fueron bien, y a nuestros marchadores se les hizo complicadísimo competir en Doha. No obstante, la marcha aportó tres finalistas en tres pruebas. María Pérez ocupó la octava plaza en 20km y Julia Takacs idéntica posición en 50km, obteniendo la mejor clasificación de una marchadora en las últimas tres ediciones del mundial. España sólo había tenido antes dos finalistas en el 20, María Vasco y Beatriz Pascual. Añadamos el bronce de Encarna Granados en 1993 y el bronce de Mari Cruz Díaz en 1987 aunque sobre 10 km. En hombres sólo se alcanzó un finalista, el octavo puesto de Chuso García Bragado, ya hemos hablado antes de él.

Terminemos con los finalistas. Eusebio Cáceres, que curiosamente realizó la misma marca de 8.01 en la calificación y en la final, alcanzó su segunda final mundialista. Fue 4º en Moscú 2013 y ha sido 7º en su cuarto mundial. Anteriormente fueron finalistas españoles Antonio Corgos, Yago Lamela y Joan Lino Martínez. Fernando Carro no pudo poner la guinda a su fantástica temporada; después de superar brillantemente su eliminatoria, ocupó el undécimo lugar en la final. Consiguió en la final 8:12.31, la segunda marca de su carrera deportiva; en la semifinal corrió en 8:13.56, es su momento su segunda marca y a la postre la tercera. Algo similar le ocurrió a Kevin López, que en la semifinal registró 3:37.56, su segunda mejor marca de siempre, y 3:37.62 en la eliminatoria, en su momento segunda y luego tercera. El sevillano ha competido en cinco mundiales, cuatro en 800 y uno, el de Doha, en 1.500. En todos ellos superó la eliminatoria pero no pudo alcanzar la final.

Y ya que hemos citado que Carro y Kevin López lograron su segunda y tercera mejor marca de su vida en Doha, recordemos que Adrián Ben consiguió la primera (1:44.97), segunda (1:45.58) y cuarta (1:46.12) mejor marca de su carrera deportiva en 800 metros. Además de ellos, lograron mejores marcas en su particular top10 Álvaro de Arriba (1:45.67, 7ª mejor marca personal), Mariano García (1:49.08, 6ª), Jesús Gómez (3:36.72 y 3:40.29, 2ª y 8ª), Dani Mateo (2:12:15, 2ª), Ibrahim Ezzaydouni (8:23.99, 6ª), Daniel Arce (8:31.69, 9ª), Javier Cienfuegos (76.90 y 76.57, 6ª y 10ª), Marc Tur (4:24:38, 6ª), Esther Guerrero (4:06.99, 3ª), Marta Pérez (4:07.48, 7ª), Marta Galimany (2:47:45, 4ª), Irene Sánchez-Escribano (9:37.34, 6ª), Ana Peleteiro (14.47, 3ª), Julia Takacs (4:38:20, 5ª) y Mar Juárez (4:39.28, 4ª).

Nuestros maratonianos terminaron bastante contentos con su rendimiento en las difíciles condiciones de Doha. Daniel Mateo llegó en décima posición y Marta Galimany en la decimosexta. Por cierto que el soriano logró la mejor clasificación de un maratoniano español en los últimos 10 años, desde la octava plaza de Chema Martínez en 2009. En ambos casos fueron de menos a más, con ese especial dulce regusto que da ir escalando puestos durante la carrera. Estos son los puestos de Mateo cada 5 km: 43º - 40º - 33º - 34º - 21º - 15º - 14º - 10º; y estos los de Galimany: 44ª - 34ª - 25ª - 36ª - 41ª - 17ª - 16ª - 16ª. Ambos tienen altas posibilidades de defender el maratón español en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Breves
Según los Criterios de Preselección para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 que figuran en la circular federativa 286/2019, en Doha se han ganado la condición de preseleccionados para los Juegos la marchadora María Pérez y el maratoniano Daniel Mateo.

Tanto en 1.500 masculino como femenino tuvimos dos semifinalistas: Esther Guerrero, Marta Pérez, Kevin López y Jesús Gómez. No ocurría, en ambos casos, desde la edición de Daegu 2011. Por desgracia ninguno pudo estar en la final.

Adrián Ben con el 1:44.97 fue el único español que realizó PB, marca personal. Nadie, además de él, logró SB, marca personal del año. Dos mejores marcas españolas del año, la del ochocentista gallego y el 3:04.27 del cuarteto de 4x400 compuesto por Óscar Husillos, Samuel García, Julio Arenas y Darwin Echeverry.

Ana Peleteiro se permitió el lujo de renunciar a un intento en la calificación, algo inusual. Había logrado 14.23 en su segunda tentativa, la mínima de calificación era 14.30, pero al llegarle el turno, su tercer salto era el último del día y ya estaba clasificada.

Enlaces relacionados:

Actuación Española
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia





































Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2019 / RFEA 1997-2019. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |