Real Federación Española de Atletismo
            Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


 miércoles, 10 de julio de 2019   ENTREVISTA WEB 57/2019
Juan Luis López Anaya, una entrega más allá del atletismo

Por : Sergio Hernández-Ranera




"Yo Utilizo Mucho La Palabra Disfrutón"

"¿A qué cosas tengo que renunciar para seguir entrenando?", es la pregunta que se hace este veterano atleta andaluz cuando se le inquiere por los años que aún tiene previsto seguir compitiendo en pruebas de atletismo máster. Porque Juan Luis, Juanlu o 'Luigi' ("Es un mote por una película de gangsters que vieron mis amigos, que me dijeron que había uno igualito que yo"), al que le cuesta definir su origen porque nació en 1970 en Figueras (Gerona) pero es de Motril (Granada) y vive/entrena/trabaja entre Castell de Ferro (Granada) y Adra (Almería), es un hombre al que le cuesta descartar actividades al aire libre; tan pronto corre como esquía, bucea o escala. "Mi problema es mantener este ritmo, de entrenamiento y competición, teniendo que renunciar a otros deportes. Y, además, no puedes robarle tanto tiempo a la familia", asume el popular Luigi, quien también afirma que el atletismo, o su vuelta a él en calidad de veterano, le ha posibilitado un disfrute más agradable de la vida. "Lo primero es el día a día, creo firmemente que ese es el gran valor del atletismo máster, ir cada día a entrenar y disfrutar. Yo utilizo mucho la palabra 'disfrutón'."

Así habla el reciente campeón español de los 400 metros lisos en categoría M45 (53:22), un logro al que añadió el triunfo en el relevo largo junto con sus compañeros de club (3:36:72) y un segundo puesto en los 200 m (23:25) en los Campeonatos de España Máster disputados a finales de junio en Sagunto (Castellón). La vuelta al óvalo es la distancia en la que luce mayor pedigrí: campeón del mundo en los Mundiales en Pista Cubierta de Daegu en 2017 y el récord de Europa al aire libre (49:70) esa misma temporada. Sin embargo, su relato le delata; su mayor satisfacción en Sagunto, acaso, fue su tiempo de 23:25 en los 200 metros. "Ha sido un año raro, he entrenado muy poco y aún así conseguí hacer un marcón", explica.

Pero, antes que nada, ¿cómo llegaste al atletismo máster?
Me animó una amiga. Me explicaba lo mucho que me iba a gustar el ambiente, los viajes, la gente que iba a conocer. Quedé tercero de España en mi primer año, en 2015, con solo dos meses de entrenamiento. Dos años después quedé campeón del mundo en 200 y 400 metros en Daegu.

Pero antes fuiste un atleta en categoría absoluta, ¿no? ¿Qué diferencias encuentras entre los dos mundos, entre el absoluto y el máster?
En la categoría máster, a cada año que pasa, las marcas y la forma se van resintiendo. No puedes estar siempre arriba. Pero yo tengo una ventaja, y es que vivo en un pueblo pequeño y tengo las tardes libres para entrenar. Hasta los 18 años no hice atletismo y luego me lo tomaba como un juego; hacía una marca y me despreocupaba, no era consciente de que después había que ir a más competiciones. Ten en cuenta que a mí me ha gustado desde siempre hacer todo tipo de actividades, ya sea escalada, esquí, buceo e incluso ir de camping. Como digo, mi problema es mantener el ritmo de los entrenamientos.

¿Puede decirse que tu etapa máster es el reflejo de tu maduración?
Sí, aunque ya vienes maduro de antes, claro. Pero ahora, cuando voy a las competiciones, llego en el pico de forma, bien preparado. La competición no cambia, he cambiado yo. Es decir, ahora sí sé a lo que voy. Y, por ejemplo, en Sagunto, aunque no estaba para hacer 23:25, me mentalicé a tope.

Tu mayor logro fue en el Mundial en Pista Cubierta de Daegu, en Corea.
Gané los 200, los 400 y el 4x200 metros. En los 400 metros vencí a un tío impresionante, majísimo, el sueco Mattias Sunneborn, que además ha sido olímpico. De Corea volví agotado, ten en cuenta que allí logré lo que yo llamo la cuadratura del círculo.

"Mi Cuadratura Del Círculo Es Competición, Turismo y Amistad"

¿En qué consiste?
Pues que a un Mundial y encima en un país lejano no puedes ir solo a competir. Está el viaje, las personas, las amistades que haces, el lugar, la propia competición… En fin, competición, turismo y amistad.

El año que viene estrenarás categoría, la M50. Pero antes, ¿acudirás en septiembre al Europeo de Venecia?
No, estuvimos mirando hoteles y es muy caro. Aparte, daré por concluida la temporada el próximo 13 de julio en Málaga, en el Campeonato de España de Clubs. Y en cuanto al estreno de nueva categoría, es algo que te hace ir con mayor motivación. Espero poder entrenar todo el año y hacer algo grande.

¿Cómo es tu jornada típica de entrenamiento? ¿Entrenas a diario?
Entreno poco. Quiero decir, el entrenamiento de un velocista no es tan duro como el de un corredor de 800 o 1.500 metros, por ejemplo. En mi caso, ahora mismo estoy entrenando cinco días a la semana. Y, como te dije, lo tengo que combinar con mi semana en la nieve, otra de buceo y otra de escalada. Si hay un Mundial de por medio, me quedo sin subir a Sierra Nevada, por ejemplo. Pero, vamos, entreno no más de 1 hora y 20-30 minutos. Dedico diez minutos al calentamiento, sigo con movilidad articular… Trabajo con pesas, pero no más de 100 kg. Y en las series mezclo cuestas, velocidad y multisaltos. Suelen ser unos entrenamientos bastante entretenidos. Casi nunca utilizo clavos, pues entreno en carretera, en la playa... Cuando hago velocidad pura, voy a una pista, claro. Por cierto, me entrena Emilio López, un magnífico entrenador. Sin el jefe de máquinas, no somos nadie.

¿Cómo te da tiempo a todo? Seguro que te lo preguntan.
Soy todo corazón. También está la ventaja de vivir en un pueblo pequeño. Yo trabajo en un instituto impartiendo clases de un Ciclo Superior de Animación de Actividades Físico-Deportivas. Soy un privilegiado, doy asignaturas creativas. Pues este año, encima, me he hinchado a pintar, acuarelas para una gente que escribe microrrelatos, porque sufrí una pequeña intervención quirúrgica y no pude entrenar durante un tiempo. Igualmente, es algo que me llena.

"Mi Entrenamiento No Es Tan Duro, Yo No Pillo Pájaras"

Hay atletas veteranos que estiran su dedicación hasta bien entrados los setenta años de edad. ¿Te ves entrenando y compitiendo por muchos años?
La verdad es que yo no me veo compitiendo tantos años. Para mí, lo primero es el disfrute, tanto entrenando como en la vida diaria. Por otro lado, mi entrenamiento no es tan duro, yo no pillo pájaras. Pero está claro, yo recomendaría a todo el mundo la actividad física. Aparte que, al menos en mi caso, volver al atletismo ha supuesto disfrutar de la competición, de los viajes, del trato con la gente… Creo que la gente debe elegir, a veces no es fácil, y disfrutar de lo que haces. Por eso, también en el atletismo, hay que ser capaz de parar cuando ya no se disfruta.

Por último, eres licenciado en INEF y seguro que tienes muy asumidas las pautas alimenticias para cuidarte al máximo. ¿Sigues o has estado alguna vez a dieta?
Soy poco constante. En mi segundo año como atleta máster, me llamaba alguna gente y me decía "Oye, te pongo una dieta con esto y lo otro, y ya verás que bien". Pero lo llevo fatal. Introduzco siempre que puedo pequeños cambios (no tomo azúcar ni cerveza, por ejemplo), pero nada más. Aunque no siga una dieta concreta, no como mal.

Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia





Dos imágenes de sus medallas de plata en 200 y 400m en el Mundial de Málaga
Dos imágenes de sus medallas de plata en 200 y 400m en el Mundial de Málaga

Logrando el oro en el Mundial en pista cubierta de Daegu
Logrando el oro en el Mundial en pista cubierta de Daegu




Con su club el Independiete Malagueño lgrando el oro en Sagunto en el relevo 4x100m
Con su club el Independiete Malagueño lgrando el oro en Sagunto en el relevo 4x100m

Otras de sus multiples facetas: dibujante
Otras de sus multiples facetas: dibujante









Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2019 / RFEA 1997-2019. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |