Real Federación Española de Atletismo
Real Federación Española de Atletismo



            Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


 jueves, 08 de noviembre de 2018   ENTREVISTA WEB 44/2018
Orlando Ortega: "Me siento muy ilusionado con el futuro del atletismo español"

Por : Miguel Villaseñor - Fotos: Miguelez TEAM


He quedado citado con Orlando Ortega en la pista del CAR de Madrid. Le veo llegar acompañado de su padre y entrenador y nos saludamos cordialmente. Aunque todavía es octubre hace un día muy frío y desapacible, así que la prevista entrevista al aire libre se va a celebrar en pista cubierta. Le comento que por este frío es por lo que se va a vivir a Valencia y él asiente, allí estará cerca de su pueblo, me dice, de Ontinyent. Le digo que los españoles tenemos pueblo, nuestro o de nuestros padres o abuelos y que él tiene también pueblo en España. Se ríe y es el comienzo de una conversación muy cordial. Entramos en el módulo del CSD y saludamos a los atletas que por allí se encuentran. Finalmente nos acomodamos en un banquillo junto a las cristaleras. Orlando me atiende de forma atenta y extremadamente amable. Empezaremos hablando de la familia y terminaremos hablando de fútbol; entre medias hablaremos de atletismo.

Has estado hace poco en Estados Unidos, visitando a tu madre, vive allí. Sí, sí, necesitaba ese tiempo con la familia, con mi madre, mi abuela y mis hermanos. ¿Viven en Florida? Sí, en Florida, en un pueblecito, Sarasota-Bradenton, a una hora de Tampa, y muy bien. Será duro el verla tan poco tiempo. Sí, al año la veo dos veces, en total dos o tres meses, lo que me permita la temporada. Aprovecho siempre las vacaciones para estar con ella el mayor tiempo posible.

Sin embargo a tu padre, que está por aquí, le tienes que aguantar todos los días. Sí, sí, todos los días (risas), pero bien, me llena de alegría poder tenerlo al lado mío siempre, intentando siempre trabajar al máximo. ¿Cómo se lleva que tu padre sea tu entrenador? ¿Cómo separáis ambas facetas, la de padre y la de entrenador? Hemos sabido compaginar bastante bien lo que es ser entrenador-atleta con lo que es padre-hijo, nos entendemos muy bien, gracias a Dios, los dos estamos supercontentos. A mí me pasa algo parecido, trabajo con mi mujer y todo el mundo me dice: ¿cómo puedes estar todo el día con ella? Sí, sí, lo mismo, así son las cosas (risas).

Bueno, la primera pregunta en realidad era esta: ¿qué balance haces de esta temporada 2018? Miguel, te lo resumo en una palabra, ha sido una temporada espectacular, desde el comienzo hasta el final, bien preparada tanto físicamente como mentalmente, decidimos no participar bajo techo para prepararnos bien y recuperarnos bien de antiguas lesiones, nos ha ido muy bien, muy contentos de la temporada, hemos terminado muy bien en todos los sentidos. Has estado libre de lesiones. Sí, he tenido mis molestias, como es normal, molestias del entrenamiento, lesión no he tenido, espero que la próxima temporada sea igual, nos mantengamos así, ha sido un 2018 de ensueño.

"Los 110 vallas son un evento muy complejo, el mínimo error te pasa factura"

En el momento culminante de la temporada, la final del europeo, sin embargo las cosas no fueron todo lo bien que tú hubieras querido. Todo atleta en una final quiere ganar la medalla de oro, es un deseo, un sueño, desgraciadamente en las carreras de vallas de 110 son un evento muy difícil, muy complejo, el mínimo error te pasa factura, cometí un error en la primera valla pero gracias a Dios tuve la posibilidad de recuperarme del error rápidamente y seguir avanzando, siempre digo que mi carrera termina después de la meta, corro hasta el final, al final salió, aunque fuera la medalla de bronce, gracias a Dios, gracias a mi abuela, que por ella corro, superfeliz con el resultado.

Hiciste un gran papel en la Diamond League, hasta el último momento tuviste opciones de victoria. Creo que la Diamond te gusta mucho. Esa es mi competencia favorita, la Liga de Diamante es como si le dijeran a un futbolista la Champions League, cada vez que hay una parada de la Liga de Diamante voy con toda la ilusión del mundo, como si fuera un mundial, con todo el deseo de dar lo mejor. Si no recuerdo mal llevo participando desde 2014 en todas las finales, es un balance muy bueno. Muy contento, fue muy reñido, hay que reconocer que Shubenkov fue mejor toda la temporada, fue el claro ganador. Sí, la sensación que tuvimos los aficionados es que tú hiciste un gran papel pero hubo un atleta que fue Shubenkov que fue superior. Hay que reconocerlo, yo soy de los que reconozco a mis contrincantes, a mis compañeros, cuando son mejores. Shubenkov ha tenido una temporada de ensueño, física y mentalmente ha estado muy bien, lo ganó todo menos el europeo, que no sé lo que le pasó.

Entran y salen del módulo algunos de nuestros mejores atletas y nos saludan en la distancia, Sergio Fernández, Marta Pérez, José Ignacio Díaz, Pablo Torrijos… También está por allí Ana Peleteiro, que será mi próxima víctima. En esto que pasa a nuestro lado Irene Sánchez-Escribano, a la que pedimos que nos haga unas fotografías para inmortalizar el momento; la toledana nos las hace amablemente y se revela como una buena fotógrafa, hablando de encuadres y contraluces.


"Haré pista cubierta y estaré en el europeo de Glasgow"

El año próximo, ¿harás pista cubierta? ¿Estarás en el europeo de Glasgow? Sí, lo tenemos previsto, lo vamos a preparar con entusiasmo, con mucho ánimo, ¿qué pasará? No lo sabemos, si tenemos una temporada buena de invierno estaremos en Glasgow, dependerá de los resultados, de cómo me encuentre. Me interesaría y me gustaría participar, claro que sí, es una competición muy importante no sólo para mí, también para la federación española.

Este año 2019 será un año largo, muy largo, con el mundial tan tarde, va a ser distinta la planificación. No creo que nosotros cambiemos mucho, este año ya terminé a mediados de septiembre, es cierto que va a ser una temporada muy larga, pero las competencias serán las de siempre, la Liga de Diamante, la World Challenge, todo se mantiene igual aunque el calendario se alargue, pero no estoy preocupado con eso, puedo llegar al mundial en excelente condiciones, estoy seguro de ello.

"Me gusta sentir la presión, estoy deseando llegar a la pista y dar lo mejor de mí"

Qué sientes cuando en un momento importante las cosas no salen como esperas, como habías planeado. Lo pasé mal, pero no cuando terminas, por ejemplo en el europeo, cuando acabé la carrera lo empecé a celebrar, pero luego, más tranquilo en la habitación analicé la carrera, me sentí un poquito mal, decepcionado no, porque estaba feliz, era una medalla, estar en el pódium en una bendición para cualquier atleta. En una prueba como la nuestra, de 13 segundos, todo se va en un abrir y cerrar de ojos.

¿Cómo gestionas los días importantes, el día de la final de un gran campeonato? ¿Cómo llevas los nervios, esas horas previas? Gracias a Dios yo he convivido ya con estas circunstancias, ya tengo experiencia, sientes la presión de que estás en una final, a mí me gusta sentir la presión, me motiva, me excita, estoy deseando llegar a la pista y dar lo mejor de mí. No me preocupa tanto de que sea una final, desde la eliminatoria es una final, la semifinal es una final y la final es una final, corro todas las carreras a dar lo mejor.

¿Es verdad eso que se dice siempre que en cámara de llamadas se ganan o pierden carreras? Sí, se puede decir que sí, yo he visto como atletas que en un momento determinado por la presión o por la emoción ves que están sobresaltados, o con mucho miedo. Es normal, no todas las personas aguantamos la presión de la misma manera, unos la toman de una forma y otros de otra. Yo en lo único que estoy pensando en la cámara de llamadas es en ponerme en los tacos y escuchar el disparo de salida.


"Mi punto fuerte es la técnica"

Te has destacado como un vallista muy limpio, que normalmente no tocas las vallas, en algunas carreras no rozas ninguna, ¿es quizá tu mejor cualidad? Sí, yo creo que mi punto fuerte es la técnica, es lo que más trabajo durante todo el año, toda la temporada, intento pulirlo y dar lo mejor de mí en la técnica, es lo que más me gusta, es mi punto fuerte, cada día quiero mejorarlo más. Pero no me gusta decir que es mi punto fuerte, en una carrera de 110 vallas necesitas tanto técnica como velocidad, como resistencia, lo necesitas todo, pero es cierto que de todo eso lo mejor es la técnica.

¿Y cuál es tu punto débil, si es que lo hay? No creo que tenga punto débil, soy muy fuerte de mente, de cabeza, creo en mí totalmente, no es orgullo, es seguridad, creo en mí. La primera parte de la carrera no se me da tan bien como la segunda, pero no es punto débil.

Desde fuera parece que los vallistas de élite mundial, aunque rivales, sois una familia bien avenida. Sí, todos los vallistas, ya sea en Liga de Diamante o en un campeonato sabemos que es un momento muy especial. Yo me llevo muy bien con Pascal, con Bascou, con Balasz Baji, con el ruso no me llevo tan bien pero nos saludamos, con todos los americanos me llevo superbién, creo que fuera de la pista existe una bonita relación entre todos, un gran respeto, es lo más importante y lo fundamental, eso hay que valorarlo mucho.

"No hay que tener miedo a las vallas, hay que tenerlas respeto"

Cuando eras jovencito y comenzaste con las vallas, ¿las tenías miedo? No, realmente no. Te habrás caído muchas veces Sí, eso sí, incluso tuve una luxación de muñeca, he tenido muchas caídas. Muchos atletas cogen miedo tras una caída. Es normal, estamos hablando de unas vallas que si no te enfrentas a ellas te tumban y te pueden hacer daño. Desde pequeño nunca las tuve miedo, era el evento que mejor se me daba, porque era malo en la velocidad, en el liso, pero cuando ponían vallas yo era el que ganaba, salía y lo disfrutaba y aún lo sigo disfrutando mucho. No hay que tener miedo, hay que tener respeto, cuando tú tienes respeto a una persona esa persona te va a brindar su respeto, algo parecido es el vínculo que yo tengo con las vallas, en cierto modo es algo parecido. Te entiendo, te entiendo.

Por cierto, este año corriste un 200, con buen resultado, ¿fue en Ontinyent, no? Sí, en Ontinyent. ¿Cómo te sentiste en una distancia tan larga sin vallas? Tuviste un buen resultado. Sí, tuve un muy buen resultado, cuando llegué al 50 estaba ya explotado, parecía que había corrido un 400 (risas), pero me gustó, sin duda el próximo año lo voy a volver a repetir, quiero hacer dos 200, nos encanta a mi padre y a mí. Lo entrenamos mucho. A ver si vas a terminar cambiando de prueba (risas). Bueno, uno no sabe lo que pasará el día de mañana (risas). Hay gente que a los 30 años se cambia. Claro, uno no puede pensar en el futuro, no lo sé (risas), ahora en serio, el próximo año lo repetiré e intentaremos mejorar, también un 100, ¿por qué no? Aquí, en esta pista del módulo, te he visto yo hacer un 60 lisos. Sí, sí, al principio de estar aquí, sí, sí.

Cambiaste tu salida de siete pasos a ocho para volver a siete, ¿fue por tus lesiones del año anterior? Muchos me preguntan eso, realmente no cambié, lo que pasó fue sencillo, la lesión de mi rodilla no me permitía salir a siete pasos porque no podía empujar duro de los tacos, para salir bien tienes que empujar fuerte de los tacos, no podía ponerme ni en la posición de a sus marcas, decidimos salir a ocho pasos, fue la solución, pero no fue nada planeado. Mi salida siempre será a siete pasos. Hemos logrado mejorar mucho ese aspecto en esas primeras tres vallas.

"El récord mundial es un sueño y un deseo"

Alguna vez has comentado que el récord mundial es un objetivo, muy ambicioso obviamente pero objetivo al fin y al cabo. ¿Lo ves muy lejano? Realmente el que más está enfocado en ese récord mundial es mi entrenador, yo realmente, no es una obsesión, es un sueño y un deseo, no sólo para mí, cualquier atleta sueña con un récord. No estoy obsesionado, siempre lo he dicho, si sale bienvenido sea, si no sale vamos a seguir intentándolo día a día.

Una pregunta complicada de hacer para mí pero te la tengo que hacer, ¿crees que los aficionados españoles no te valoran como a otros atletas? No (responde tajante), no lo creo, me siento un español más, desde el primer momento que me dieron la nacionalidad, me siento un atleta más de la federación española de atletismo, soy amigo de los atletas y de los directivos de la federación, nos llevamos muy bien, aunque sea subcampeón olímpico soy un atleta más del equipo español de atletismo, ni me siento más valorado ni menos, estoy totalmente feliz, totalmente tranquilo en este sentido, no tengo ningún problema.

A partir de ahora vas a vivir en Valencia, lo comentábamos al saludarnos. Gracias a Dios voy a vivir en Valencia. Con un clima mejor que el de aquí, ya no lo pasarás mal con el frío… Con un clima favorable, como digo yo, en Valencia hay mucha humedad, similar a como hace en Cuba, eso estábamos buscando, yo nací a lado de la playa, al lado del mar, lo extraño mucho, llevaba cuatro años sin ver la playa, de hecho hace cuatro años que no me he bañado en la playa (risas) y eso es algo que extraño. Se ha presentado la oportunidad de vivir en Valencia y allí estaré.

"Me siento muy ilusionado con el futuro del atletismo español"

¿Cómo ves el futuro del atletismo español? Porque hay muchos atletas jóvenes y muy jóvenes muy prometedores, con grandes resultados, estamos muy ilusionados. Hasta yo como atleta me siento muy ilusionado. Primero voy a hablar de los que están en mi evento. Claro, los valencianos. Sí, los valencianos, exacto, Enrique Llopis y Luis Salort, dos amigos, dos compañeros, me siento ilusionado porque veo a dos chicos que vienen con un potencial enorme, dos chicos que vienen a luchar por un puesto en la categoría absoluta, estoy seguro que lo van a seguir haciendo igual de bien que lo que lo están haciendo. Si las lesiones les respetan y ellos se concentran y deciden realmente disfrutar de este maravilloso deporte pueden hacer grandes resultados, hasta pelear por el récord nacional (risas)… Pero se lo voy a poner un poco más difícil (risas). Tenemos una base en el quipo español muy buena, chicos que vienen pisando muy fuerte, como el caso de María Vicente, como la chica de 400 con vallas, Sara Gallego, las chicas de heptatlon, de Castellón, Claudia Conte y también Carmen Ramos. Los chicos de 200, los chicos y chicas de velocidad, los chicos del 4 con vallas, todos, todos, tenemos una cantera joven que vienen muy bien, ojalá Dios les dé fuerza para seguir cosechando buenos resultados y que lleguen lejos, se lo merecen. Si uno se sacrifica y dan el 100 por 100 como estoy seguro que lo han estado dando hasta hoy, Dios te brindará la oportunidad. Cuando lleguen al equipo nacional absoluto tú les acogerás. Yo los estoy esperando con los brazos abiertos (risas). Son el futuro. A ver si van a llegar los vallistas valencianos y te van a quitar el sitio. Ojalá y así sea (risas), esas son cosas que me gustan como atleta, son rivalidades sanas, somos cinco o seis vallistas españoles que estamos peleando en el campeonato nacional, con ellos dos la rivalidad será mayor, será una motivación. Cuando les llegue su oportunidad tienen que dar el máximo, tienen que dar todo. Como dije ahorita, Miguel, yo les espero con los brazos abiertos.

Ya la última pregunta, el atletismo español y el atletismo mundial están en una encrucijada, con muchos cambios, el cambio federativo en España ha coincidido con el cambio federativo a nivel mundial, nuevas fórmulas, rankings, cambios, no sabemos muy bien dónde nos va a llevar los caminos que estamos tomando. Esta pregunta me la hicieron en el europeo y en la liga de Diamante. Como atleta para mí es una pregunta complicada, yo soy atleta, no soy dirigente ni he estudiado para ello, Dios nos ha puesto a cada uno en nuestro sitio, mi vida la dedico al atletismo, no sé cómo pensaran los dirigentes en manejar el atletismo, hablo tanto de la IAAF como de la RFEA, creo que ellos van a dar lo mejor de ellos para el nuestro deporte, para los atletas que nos sacrificamos día a día, ellos están pensando en lo mejor para este deporte tan bello, para que este deporte aumente y tenga más visibilidad. Ha habido muchos cambios, si serán buenos o malos no me atrevería a decirte. Quizá lo que es malo para mí es bueno para otro. Es una pregunta muy complicada de responder. Conozco, son amigos míos, al presidente de la federación española y al presidente de la IAAF, respeto su trabajo, y les pido que sigan pensando en el bienestar del atletismo y de los atletas.

Hemos acabado, Orlando, por cierto, de fútbol mejor no hablamos, es que yo también soy madridista y últimamente… Sí, todo el mundo sabe que soy fanático del Real Madrid pero… Estamos en un mal momento. Estoy sufriendo la verdad, mucho, mucho, como madridista, esperemos que pronto todo vuelva a la normalidad (risas). A lo mejor llega marzo y empezamos a ganar partidos y la Champions. Sí, sí (risas), ojalá, así sea.

Enlaces relacionados:

Historial Deportivo de Orlando Ortega
Su temporada 2017/2018
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia
































Junto a nuetro compañero Miguel Villaseñor, durante la entrevista
Junto a nuetro compañero Miguel Villaseñor, durante la entrevista







Servicio Oficial diseñado y producido por MSL Technology. © Copyright 2018 / RFEA 1997-2018. Reservados todos los derechos.
| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |